El solar contaba con vistas diagonales traseras hacia la costa norte de la isla y el Teide. Por otra parte, la normativa vigente provoca que las viviendas allí ubicadas resulten masivas, con un volumen excesivo frente a una calle muy transitada y poco ancha.

Por tanto, la primera decisión fue establecer una fachada de poca altura hacia la calle (2,50 mts) y que fuese elevándose suavemente. De este modo, la escala del edificio se mitiga al mismo tiempo que la cubierta frontal aparece como parte de la fachada: aprovechamos pues el clima húmedo de Tacoronte y la generosidad de la vegetación rematándola con picón rojo y un jardín de verodes.

Las vistas dominantes de la vertiente norte y el Teide también marcan el proyecto. Se parte pues de la línea diagonal de visuales y se organiza -tanto el acceso como la distribución superior, donde se disfruta de estas vistas- la vivienda siguiendo esta traza: la fachada suroeste se pliega en cada hueco permitiendo la entrada de la luz solar y ofreciendo el paisaje.

Los materiales elegidos participan del clima: el acero cortén, el hormigón, la piedra y el jardín modificarán su aspecto cada año y ofrecerán nuevos matices en cada estación.

Tratamos, en suma, de que la fachada a la calle se redujese y fuera subiendo a medida que se avanza en el solar y en el programa. Aparece de este modo la cubierta inclinada ajardinada y el volumen resultó menos agresivo. El sol se levanta frente a la vivienda y así, cada mañana, Luis observará los verodes soleados que crecen en su cubierta tendida.

CASALUIS

C/Fray Diego
La Caridad, Tacoronte
Tenerife

2007

INFO < > >>