La idea de partida primó los materiales nobles, líneas y volúmenes limpios, que produjesen un ambiente sosegado y con unas buenas condiciones de confort, ya que el público al que va destinado está compuesto por gente que pasa por un mal momento. Había que generar un espacio cómodo con un ambiente resultara relajante. Se optó, por otra parte, por una solución con conjugara todos los parámetros (condicionantes técnicos, ordenancistas, programa de necesidades aportado por la propiedad y la funcionalidad de una clínica). Por un lado una distribución de usos absolutamente racional que atiende a los condicionantes de bifurcación de recorridos para el acceso de clientes y facultativos, localización de las consultas, unidad de radiología, sala de espera, y aseos alrededor de los bajantes de aguas existentes en la planta de acceso y sala de rehabilitación en la planta baja, así como una zona de descanso y sala de reuniones resuelta en un altillo de estructura metálica. Y por otro lado, la creación de un espacio libre y distendido que se resuelve mediante un paramento curvo de madera que a modo de onda sinuosa, recorre el interior de la clínica, absorbe todas las irregularidades del interior del local, y traza e indica el recorrido para la conexión entre las distintas plantas y las distintas unidades de la clínica (salas de curas, unidad de radiología, etc.) de modo que el cliente recorre el interior del espacio acompañado de este paramento-cortina. Este paramento ondulado realizado con tablas de madera a modo de celosía divide al mismo tiempo las áreas públicas y privadas, permitiendo en algunos casos la visión a su través.

POLICLÍNICA CECOTEN

Avda. Benito Pérez Armas
S/C de Tenerife

2006

INFO < > >>