La presente propuesta, para el Quiosco-Bar Príncipe 1857, se basa en criterios sencillos y aglutina, con un único gesto, consideraciones ecológicas y funcionales. La presencia rotunda de laureles centenarios y arquitecturas con marcada personalidad invitan a una intervención respetuosa, que huya de la competencia y establezca un diálogo natural con lo preexistente, sin más pretensiones que acompañar al entorno con delicadeza.

La solución a los requerimientos solicitados (sombra, protección de vientos dominantes, reposición de pavimentos, iluminación, mejora de aseos y equipamiento de cocina) responde al entorno con sumo respeto. Así, se propone la disposición de un parasol de estructura modular desmontable, inspirado en la tradición, de geometría clara y cercana, mediante el uso de madera natural, a un lugar de singular importancia para la ciudad.

kiosco PRÍNCIPE

INFO < > >>